Archivo de la Categoría “Despistes”

La chica parecía estar normal, me pidió que le aconsejara una novela de  éxito,  actual. Se decidió pronto por una de las pocas que no había leído todavía de entre la selección aconsejada.  Al llegar a caja me hizo el pago con tarjeta de crédito. Estaba firmando la compra al tiempo que hablaba conmigo y escuchaba la megafonía, donde recomendaban el último premio primavera.

Pego un grito que me dejó patidifuso: – ¡Ahh!-  viendo lo que estaba firmando.

Me fijé en ello. Firmaba como Carme Chaparro.

Se disculpó y rectifico la firma.

No se pueden hacer tantas cosas a la vez.

0

Comments No Hay Comentarios »

Ayer hicimos inventario, tras una larga jornada laboral salimos del curro cerca de la una de la madrugada. Hoy a muchos de nosotros les tocaba madrugar.

Una de mis compañeras estaba buscando en la V, entre varias docenas de encargos clasificados por orden alfabético de apellido del cliente. Se veía de lejos el cansancio acumulado y la cara de agobio y perplejidad al no encontrar el paquete que se suponía que tendría que haber con un libro dentro separado para un caballero al que habíamos avisado por sms para que viniera a recogerlo.

-¿Qué pasa “compi”, qué es lo que no encuentras? ¿Cómo se llama el cliente?

-Vicent, Manuel Vicent… pero no lo encuentro.

:mrgreen:

-Jajaja, ¿no será ese el nombre del autor? jajaja

😆

-¡Es verdad! ¡Cómo estoy! -me contestó  colorada  😳

0

Comments 1 Comentario »

:header: :drunk:

Me disponía a cobrar un lector electrónico ( e-book)  que acaba de vender. A mi lado estaba Peggy atendiendo a una señora que le pedía algo que no tenemos, un aparato para escuchar libros para personas con escasa capacidad visual. Peggy me pidió ayuda pero a mí me cuesta atender a dos cosas a la vez y mi cliente no paraba de hablar y me hacía preguntas…
-Toupe, ¿Sabes dónde venden esos aparatos?
-En la ONCE creo que venden esos aparatos para sordos. En esto veo que mi compañera se va con un paso acelerado, ¿A dónde irá, pensé yo? Seguí a lo mío y la veo regresar muy pronto con los ojos húmedos; se había ido a carcajear a otro lado, luego me estuvo vacilando toda la tarde: “A ver como son esos aparatos para escuchar los libros los sordos… jajaja?

Otra de mi «sordera«:

http://www.toupeiratoupeiro.es/blog/anecdotas-de-libros-y-librerias/agudeza-auditiva/

 

0

Comments 6 Comentarios »

Ringg, ringg. Peggy descuelga el teléfono y a los pocos segundos su risa fácil le hace temblar la cabeza, descuelga, se va hacia la columna de novela policiaca en edición de bolsillo, contesta el teléfono y me cuenta.
-Anótate esta Toupe, jajaja, “Los Tres Cerditos” de Agatha Christie, jajaja
-¿Qué quería, «Diez Negritos», jajaja? Y la sacaste de su error.
-Le contesté que ese libro no lo tenemos y ¿Sabes lo que me dijo? Jajaja, perdone, me equivoqué, son cinco, cinco cerditos, jajaja
He metido la pata muchas veces al querer recoger una anécdota a toda costa, por eso y porque no conozco todas las obras de tan célebre y laboriosa autora, tiene más de 80 títulos en su haber y nosotros estamos especializados en libros actuales de gran venta y, aunque vendemos fondo editorial de Agatha Christie se venden unas cuantas cosas concretas: “Diez Negritos”, “Asesinato en el Orient Express”, recopilaciones y unos cuantos más, no demasiados títulos. Fui cauto y consulte en la base de datos todos los títulos de la autora y, ¡Eureka!“Cinco Cerditos”, Peggy, hemos metido la pata al reírnos de la cosa.
Seguimos a lo nuestro, ya casi había olvidado el tema, veo a Peggy acercarse riendo y me dice.
-Pues sí que hay anécdota, vino la señora a recoger “Asesinato en el Orient Express” que me mandó reservarle por teléfono y me dice:
-Pues me voy muy contenta y ¿Tienen más? Porque me gusta mucho y cuando lo acabe si tienen más vendré a por otro porque me gusta mucho AGATHA RUIZ DE LA PRADA.

0

Comments 7 Comentarios »