Archivo del Autor

Eran dos mujeres, madre e hija posiblemente. Estaba cobrándole a la hija cuando la otra me pregunta:

-¿Tienen el libro de Fariña?

-Ese libro no se puede vender en estos momentos por secuestro judicial- le dije.

Ella se quedo pensativa unos segundos y me dijo.

-Pero creo que hay un Fariña bueno y uno malo. -me quedé perplejo mirando a la señora y añadió-Deben de estar escritos por distintas personas. La hija le miró a la cara, luego me miró a mi y no hizo ningún comentario.

Yo tampoco.

Comments No Hay Comentarios »

Para escribir una novela hacen falta muchas cosas: talento para crear un argumento y unos personajes, tesón para llevarla a cabo, confianza para no tirarlo todo por la borda en uno de esos momentos bajos, faltos de inspiración; mucha energía, mucho tiempo y dedicación, seguridad en lo que estás haciendo…
Pero más complicado es todavía colocarla en el mercado, obtener un importante  premio en la primera obra y vender la primera edición en poco tiempo, también una segunda y ¿quién sabe? Posiblemente una tercera pronto y todo lo que venga.

Amara es una viguesa valiente que decidió dejarlo todo para dedicarse a su verdadera vocación.

Dime Amara:
¿Cuánto has arriesgado en este proyecto?

Lo cierto es que hice que mi vida girase ciento ochenta grados, pero el riesgo no es tanto cuando tienes la suerte de tener a tu alrededor a tanta gente que te quiere y te apoya: familia, amigos,… casi te diría que siento el apoyo de una ciudad entera. No he encontrado a nadie en Vigo que no haya tratado la novela como si fuera suya. Así, con tanto cariño, todo se vuelve más fácil.

¿Alguna vez has pensado que te habías equivocado?

No, jamás. La equivocación habría sido no intentarlo, independientemente del resultado.  El arrepentimiento, en general, es una pesadilla para cualquier ser humano, especialmente cuando viene acompañado de sensación de culpa, pero es algo mucho peor cuando te arrepientes de NO haber hecho algo. Tengo siempre presente esa frase que dice que “a veces, el camino equivocado te lleva al lugar adecuado”, así que yo voy, voy yendo, a veces con un andar muy suelto y a veces a trompicones, pero voy.

¿Tiene algo de autobiográfica tu obra o alguno de los personajes o situaciones tienen relación directa con tu vida o con personas de tu entorno?

Supongo que cualquier novela tiende a tener mucho de autobiográfico, lo queramos o no. Me imagino que un buen psicólogo sabría ver cuánto hay de mí en cada personaje, ahora bien, no es una novela autobiográfica, son historias “robadas” de aquí y de allá y enlazadas en una trama que, en su conjunto, no tiene nada que ver con la realidad. La protagonista es la pequeña de cuatro hermanos, como yo. Eso es lo único que he hecho coincidir con la realidad a propósito porque es algo que determina tanto quién soy… Decidí que, ya que Mariana iba a tener que superar cosas muy duras, por lo menos debería otorgarle la suerte de tener unos hermanos mayores que la tuviesen en palmitas.

¿Te hubiera gustado que tu novela no la hubiesen catalogado como romántica?

Es una novela difícil de encasillar en un género concreto porque hay mucho amor, sí, pero no es la típica historia de chica conoce a chico y se enamoran. Mariana tiene que superar una lucha contra sí misma, vencer un gran sentimiento de culpa y darse permiso a sí misma para volver a ser feliz. El tema que subyace es el proceso de duelo desde una óptica positiva: no podemos cambiar el pasado, pero sí el cristal con el que mirarlo. El mundo que rodea a Mariana es el de una familia tradicional en su vida cotidiana, no hay princesas, ni superhéroes, ni paraísos lejanos,… Creo que cuando un lector piensa en una novela romántica, a priori, no tiene en mente algo como la historia que se vive en “Con esto y un bizcocho” pero también se va a encontrar con mucho amor a lo largo del libro, tanto por lo que le pasa a Mariana, como en el día a día de los personajes secundarios.

¿No sientes un poco de vértigo a un futuro un poco incierto?

¡Uy, sí! Eso siempre. El vértigo forma parte de la vida de cualquiera que se empeñe en perseguir un sueño, sólo hay que ir aprendiendo a gestionarlo sin dejarse caer y trabajar mucho.

¿Qué es lo que te ha impulsado a dedicarte a la novela ahora, aparcando tu trabajo?

La pasión por escribir. Me pongo tan nerviosa cuando me sumerjo en la ficción y lo disfruto tanto que, a veces, incluso me sube la fiebre o me tiemblan las manos.   Me gustaba mucho dar clase, me encantaba, pero escribir me apasiona. Desde preescolar empecé a decir en casa que quería ser escritora. Siempre me encantó escribir. Hice mi primer curso de creación literaria cuando tenía 16 años, aquí, en Vigo, con Pedro Pablo Gutiérrez, todo un lujo. Después estudié Periodismo, hice el CAP y la vida me llevó a dedicarme a la enseñanza. Nunca dejé de escribir. Creo que la felicidad suprema es poder aportar cosas buenas a los demás y la escritura tiene el poder de multiplicar el efecto de las palabras. Me llena por completo saber que le he hecho pasar un rato agradable a un lector. Un buen día, cuando tuve oportunidad, me inscribí en la Escuela de Escritores y supe que había encontrado mi sitio en el mundo. A partir de entonces, noto que voy sin frenos, lo tengo tan claro que si hace falta me pongo como Don Quijote a luchar contra los gigantes. Es muy probable que acabe tan mal parada como él, pero habré disfrutado tanto del camino que habrá valido la pena.

¿Por qué no lo hiciste antes?

Eso mismo me pregunto yo cada mañana… La vida, supongo.

¿En cuántas editoriales has presentado tus novelas, cuántas las han rechazado, cuánto tiempo han tardado en responderte?

Ya ni me acuerdo. Unas cuantas. Estuve a punto de publicar con una editorial de Barcelona pero a ultimísima hora les surgieron otros compromisos. La noticia fue difícil de encajar, sin embargo, esto acabó por darme el impulso que necesitaba para decidirme por la autoedición.

¿Cuántos ejemplares calculas que es necesario vender anualmente para que sea un proyecto sostenible desde el punto de vista económico?

Como soy muy de letras, lo de cuantificar no se me da nada bien, así que voy a darte una respuesta muy gallega: todo depende de lo que necesites para sobrevivir.

¿Intentarás por todos los medios encargar la edición y distribución a una empresa del sector o no te preocupa repetir autoedición y distribuirlo tú misma?

La autoedición me ha servido para aprender muchísimo y he disfrutado cada paso del proceso con toda la libertad del mundo. He conocido personalmente a libreros y he tenido oportunidad de hablar con muchísimos lectores. Eso tiene un valor incalculable para mí. No obstante, llegados a este punto, creo que estaría bien llegar a manos de una buena editorial porque los recursos para la promoción son otros, claro.

¿Prefieres cinco mil lectores satisfechos o quinientos fascinados?

Quinientos fascinados, sin duda.

¿Corriges y reescribes varias veces; al momento, otro día o dejas pasar un tiempo?

Al momento, otro día y dejo pasar un tiempo y vuelvo a corregir. Vivo corrigiendo. Siempre se puede mejorar una frase, un párrafo, dar un matiz nuevo a un personaje o a un capítulo,… Además, es algo a lo que estoy acostumbrada porque antes, cuando era profe, ya vivía con el boli rojo en la mano. Poner punto final a las correcciones fue uno de los pasos más difíciles del proceso.

¿Cuánto tiempo te ha llevado tu novela?

Un poco más de tres años. Es que soy muy lenta porque me gusta disfrutar de lo que estoy haciendo en cada momento. Se puede escribir una novela en menos tiempo.

¿Cuánto tiempo calculas que invertirás en total en escribir tu próxima novela?

Ya llevo más de un año. Un día siento que estoy empezando y al siguiente creo que la terminaré en un mes. Después, habrá que dejarla reposar y volver a corregir.

¿Te sientes más presionada ahora, a la hora de escribir, o por el contrario el éxito que estás teniendo te carga de seguridad en lo que haces?

Siento un poco la presión de no defraudar. Espero saber gestionar esto y que el miedo se convierta en impulso. Eso intento. A ver si lo consigo, es todo un reto.

Como lectora:
Cuando vas a comprar un libro, ¿Llevas una idea preconcebida, prefieres ver a tu aire o quieres que te asesoren?

Tengo una lista interminable de libros pendientes. A veces, voy muy decidida y no hay quien me haga cambiar de idea. Otras veces tardo horas en escoger, y no exagero (¿ya dije que era lenta?). Ir a comprar un libro es un placer que hay que saborear, perderse entre las estanterías, acariciar algún lomo de un clásico, voltear algún libro de la mesa de novedades para leer la sinopsis,…

¿Te dejas influir por la portada, por el título, por la implantación y cantidad de ejemplares expuestos, en la librería, por la cartelería o por la lista de más vendidos de la librería?

La portada y el título me influyen mucho más de lo que me gustaría. Puedo comprar un libro por la portada sin que nadie me lo haya recomendado y sin conocerlo de nada. Sin embargo, nunca me compraría un libro con una portada que no me llama si no me lo han recomendado muchísimo.

¿Te guías por las redes sociales, por alguna revista especializada, por comentarios de tus amigos o por el librero de turno?

Un poco de todo.

Haz una valoración jerárquica de estos ingredientes a la hora de leer un libro: Si es ameno, la calidad literaria, el argumento, la documentación, si es creíble, si es original u otra cosa que se te ocurra.

¡Qué difícil me lo pones! Lo intento:
1.        El autor (bien porque ya lo conozco o bien porque deseo descubrirlo)
2.        El argumento, el título, la portada,…
3.        La editorial
Creo que esos son los ingredientes en los que me fijo más. No son excluyentes ni únicos. Supongo que al final se hace una especie de cóctel mental y de ahí sale el libro por el que te decides.

¿Qué emociones te gusta percibir en una novela?

Me gusta pasar por distintas emociones a lo largo de una novela, que en un momento dado puedas estar con el corazón en un puño, en otro sonreír, más tarde echar una lagrimilla,… Sobre todo, me gustan los libros que te dejan como calor en el alma, esos que acabas una sonrisa y te descubres a ti mismo diciendo en alto “¡ay, qué bonito!”

¿Hay un libro para cada momento o, para ti es indiferente.?

Sin duda, cada libro tiene su momento.

¡¡¡Muchísimas gracias por la entrevista, Javier!!!

 

A ti Amara, gracias a ti por tu tiempo y tu amabilidad.
Así presenta Amara su novela:

Con esto y un bizcocho es una novela positiva, actual, y que te atrapa desde las primeras páginas. Mariana regresa a su Vigo natal para recuperarse de las secuelas de un accidente. Su familia, su psicólogo, su fisioterapeuta y sus amigas intentan ayudarla a reconciliarse consigo misma pero una llamada inesperada lo complicará todo. Los personajes secundarios, también con sus propios miedos e inseguridades, acompañarán a Mariana en este viaje de superación. Sus historias se van narrando en paralelo y refuerzan la idea central de la novela: no podemos cambiar el pasado, pero sí que podemos intentar verlo desde una perspectiva diferente. Superación, amor, amistad y una pizca de intriga hacen que quieras saberlo todo sobre los Nogueira porque, poco a poco, te vas sintiendo como uno más de la familia.
Con esto y un bizcocho ha recibido el PREMIO CÍRCULO ROJO A LA MEJOR NOVELA ROMÁNTICA 2018.
Cuidado, que engancha

Amara Castro Cid es Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Pontifica de Salamanca y Máster en Lenguas Aplicadas por la Universidad de Évora. Su experiencia profesional conjuga la docencia, la traducción y el periodismo. Con esto y un bizcocho es su primera novela.
Fuente:

http://editorialcirculorojo.com/con-esto-y-un-bizcocho/

 

Entrevistas en prensa

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/vigo/2017/09/08/quiero-llevar-novela-calle-obra-curiosidades/0003_201709V8C8991.htm

http://www.atlantico.net/articulo/vigo/viguesa-novela-positiva-ciudad/20180306234826635542.html

Su blog:

https://retalesalalba.wordpress.com/

Como librero puedo decir que este libro se vende con una facilidad inusual para ser de una escritora novel y de una pequeña editorial. Este es el mejor barómetro para valorar el éxito entre los lectores. También tengo que decir que al desarrollarse en Vigo y ser una autora local influye positivamente en la venta.
Entradas relacionadas

Busco una entrevista diferente, a una lectora y escritora, Lydia Leyte.

 

Comments 2 Comentarios »