-Por favor un libro para regalar a una chica de mi edad-reclama la atención una señora de unos 60 años por su apariencia.

-¿De qué tema prefiere?-pregunta mi compañera.

-Tiene que ser de tapa dura, no muy grande ni muy fino; la portada algo roja  o algo azul.

-Vale, vale-le contesta Mary alucinando. Le muestra un montón de libros a los cuales la clienta va  desechando:

-Este color no me gusta.

“Muy grueso.

Demasiado fino.

Mejor de tapa dura.”

En ningún momento la señora se interesa por el argumento ni la calidad de la obra.  Al pasar por una de las mesas ven el libro de María Dueñas “La Templanza”, que es el más vendido  de la semana.

-¡Ay! Este de María Cuevas lo vi en San Jordi.

-Es blanquito, pero de tapa dura, aunque no es muy delgado, comenta Mary, ya desesperada-Y el dibujito de la portada es muy bonito.

-Bueno, el dibujito vale.

Finalizada la difícil prueba de la elección y, ya cobrado y envuelto para regalo, cuando ya se iba la señora, en la misma caja otra compañera estaba envolviendo un cuento con papel infantil.

-Ese papel me gusta, pena que el mío ya está empaquetado.

-No se preocupe señora que eso tiene fácil solución-le dijo Mary-segundos antes de romper el envoltorio y hacerlo de nuevo con papel infantil, para que la clienta se despidiera felizmente satisfecha.

4 Respuestas a “La templanza es esencial en cualquier profesión.”
  1. Rosa María dice:

    Paciente y dulce vendedora… Graciosa anécdota. Saludos.

  2.  
Deja una Respuesta

:-) :D :( ;) :lol: :-P :takes: :embrace: :dancefast: :worship: :angry: :birdance: :kiss: :welcome: :toast: :clap: :Asleep: :drunk: :header: :hands: :derecha: :shock: :mrgreen: :oops: :hammer: :cyclyng: :adiction: :war: :roll: :cry: :leer: :flamethrower: