Archivo de agosto 2010

Estaba yo en caja rematando una venta cuando la oí: … se lo decimos a este señor que lo conozco de vista… yo se lo dejo aquí y ella después lo recoge ¡vale!

Tardé unos segundos en darme cuenta que se dirigía a mí; estaba hablando conmigo, aunque yo estaba pendiente del cliente al que aún no había acabado de atender.

:shock:

-Perdóneme señora pero no me he enterado de lo que me decía.

-Le decía que cuando acabe el libro que estoy leyendo se lo traeré aquí y se lo dejaré a usted para que luego lo recoja aquí mi amiga.

-Lo siento pero no puede ser  -le contesté sin salir de mi perplejidad.-En esta empresa existen ciertas normas que no me puedo saltar.

-Era una opción más, no pasa nada –me dijo,  y se fueron como vinieron, las dos hablando pero sin interesarse para nada por la mercancía que tenemos a la venta.

:header:

Comments 6 Comentarios »

Anillos de oro de un tal Tol-kin” (así como si fuera chino), le pidieron a mi compañera hace ya algunos años.

:shock:

Menos mal que el libro era en aquel momento unos de los más vendidos. La película basada en esta novela y con el mismo  título era ya una de las más taquilleras de la historia del cine.

:header:
Las anécdotas escritas en azul son recuperadas del antiguo blog CHORRADAS. blogspot; esta había sido publicada en Agosto del 2007, hace exactamente 3 años de eso; aún quedan varias docenas de anécdotas que pienso reeditar en este blog.

Comments 8 Comentarios »